Los perros son animales sociales, tanto como nosotros, por ello las emociones tan fuertes que encuentran en la soledad son realmente traumáticas, ¿de qué forma podemos identificar que nuestro peludo se siente solo y cómo podríamos solucionarlo? Empecemos por el Ladrido exajerado, es una de las conductas que mejor manifiesta la soledad y en la mayoría de ocasiones va acompañada de aullidos, esto generado por la ansiedad. ¿Qué podemos hacer en estos casos?
  • Antes de salir de casa y dejar a nuestro peludo solo es necesario agotar su energía, para ello podemos salir con él a correr, jugar con una pelota, saltar, llevarlo con otros perros para que juegue. De esta manera necesitará llegar a casa para dormir y recuperar energía.
  • Piensa en la posibilidad de dejar a tu mascota en una guardería canina, donde un amigo o familiar con el que se sienta cómodo, tranquilo y acompañado mientras tu regresas.
  • Si no encuentras solución con ninguno de los puntos anteriores puedes adquirir una cámara de vigilancia interactiva para perros, la cual te avisará cada vez que tu peludo ladre; con este dispositivo podrás comunicarte con él para calmarlo y tranquilizarlo.
Romper, destrozar, quebrar y destruir, ¿te suena?, los muebles rotos, cojines y zapatos destrozados… El perro que destruye no lo hace por diversión lo hace por la ansiedad a causa de la soledad y los niveles de estrés tan altos que se presentan en estos episodios, aplicar los puntos anteriores ayudará a reducir esta conducta. Defecar y orinar por todas partes, no es un problema meramente de educación, esto va más allá, es un problema emocional, claramente nuestro peludo se siente solo y necesita atención por ello recomendamos llevarlo a una guardería o donde un amigo o familiar de confianza, a largo tiempo es recomendable que acudas a un etólogo. La agresividad al igual que sucede con la depresión nuestro perro puede hacer la contraparte y usar su agresividad como un mecanismo de defensa, todo tiene que ver con la carga emocional que y se da a partir de la soledad. La apatia, como se hablaba anteriormente la depresión en los perros existe, y si se siente solo va a demostrarlo de alguna forma, y la apatía es una de ellas, por esta razón es necesario que tu peludo realice actividad física moderada, tenga a su alcance juguetes, y un espacio amplio. La falta de apetito, es uno de los síntomas más preocupantes causados por la soledad, por ello es necesario dedicar la atención suficiente, proporcionando el alimento en los horarios y cantidades adecuadas, de igual forma la actividad física es muy importante, los paseos y la hora de juego no debe faltar. Ya que conocemos algunos de los síntomas y comportamientos que tienen nuestros perros cuando se sienten solos, es momento de llevar a cabo las acciones necesarias para que no se generen traumas aún más graves en el futuro. Nuestros peludos merecen lo mejor porque ellos nos dan lo mejor.

Cuentanos, ¿Tu peludo ha tenido alguno de estos síntomas?